Julio es el Mes de Concientización sobre el Cáncer del Sarcoma/Centro Nacional del Cáncer

Un sarcoma es un tipo de cáncer poco frecuente. Los sarcomas son diferentes de los carcinomas mucho más comunes porque ocurren en un tipo diferente de tejido. Los sarcomas crecen en el tejido conjuntivo, células que conectan o sostienen otros tipos de tejido del cuerpo. Estos tumores son más comunes en los huesos, músculos, tendones, cartílagos, nervios, grasa y vasos sanguíneos de los brazos y las piernas, pero también pueden ocurrir en otras áreas del cuerpo..

Aunque hay más de 50 tipos de sarcoma, hay dos formas principales: sarcoma de tejido blando y sarcoma óseo, u osteosarcoma. En los Estados Unidos, se diagnosticaron alrededor de 3500 casos nuevos de osteosarcoma en 2018; en 2019 se calcula que habrá 12750 casos nuevos de sarcoma de tejido blando.

Los sarcomas se pueden tratar, a menudo mediante cirugía para extirpar el tumor.

Factores de riesgo de sarcoma
Todavía no sabemos qué causa el sarcoma, pero sí sabemos algunas cosas que aumentan el riesgo de desarrollarlo:

  • Otras personas de su familia han tenido sarcoma
  • Usted tiene un trastorno óseo llamado enfermedad de Paget
  • Usted tiene un trastorno genético como neurofibromatosis, síndrome de Gardner, retinoblastoma o síndrome de Li-Fraumeni
  • Usted ha estado expuesto a radiación, tal vez durante el tratamiento de un cáncer anterior

Los síntomas del sarcoma

Los sarcomas de tejido blando son difíciles de detectar, porque pueden crecer en cualquier parte del cuerpo. Muy a menudo, el primer signo es un bulto indoloro. A medida que el bulto se hace más grande, puede presionar los nervios o los músculos y hacer que te sientas incómodo o te provoque problemas para respirar, o ambas cosas. No hay pruebas que puedan encontrar estos tumores antes de que causen síntomas que usted note.

El osteosarcoma puede mostrar síntomas tempranos obvios, que incluyen:

  • Dolor intermitente en el hueso afectado, que puede empeorar por la noche
  • Hinchazón, que a menudo comienza semanas después del dolor
  • Cojera, si el sarcoma está en la pierna

Los niños y adultos jóvenes contraen osteosarcoma con más frecuencia que los adultos. Y debido a que los niños y adolescentes sanos y activos a menudo tienen dolor e hinchazón en los brazos y las piernas, el osteosarcoma puede confundirse con dolores de crecimiento o lesiones deportivas. Si el dolor de su hijo no mejora, empeora por la noche y se encuentra en un brazo o pierna en lugar de en ambos, hable con un médico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.