Así es como el ayuno intermitente podría hacerte aumentar de peso

¿Es el ayuno intermitente adecuado para todos?

Dr. Arnaud Cocaul: En realidad, no. A algunas personas les resultará fácil no comer durante 16 horas, mientras que otras tendrán ataques de hambre rápidamente, o incluso sufrirán de vértigo o náuseas. En este último caso, es importante prestar atención a su cuerpo y no exagerar, o al menos limitar la cantidad de tiempo que pasa en la dieta.

Las personas que tienen un peso más o menos «normal» deben tener especial cuidado. El ayuno puede allanar el camino para todo tipo de trastornos alimenticios. Hay opciones menos radicales que probar: comer más despacio, por ejemplo, es una de ellas.

Menos kilos en la balanza no se traduce necesariamente en menos grasa corporal

Dr. Cocaul: No, no lo hace. La distinción entre perder grasa y perder músculo es importante. Las personas cuyos cuerpos no toleran que se les prive de alimentos pueden descubrir que pierden masa muscular antes de eliminar grasa.

De ello se desprende que cuando pierden peso, en primer lugar, están perdiendo músculo, y esto puede resultar en impulsos muy fuertes por los alimentos, lo que en realidad puede resultar en aumento de peso.

¿existen otros riesgos asociados con el ayuno intermitente?

Dr. Cocaul: Estrictamente hablando, en realidad no son riesgos, porque no comer durante un período limitado no es un problema en sí mismo, siempre y cuando tenga una nutrición adecuada. Ahí es donde entra la supervisión médica adecuada o, al menos, la orientación de una persona que tiene un buen entendimiento del método. En resumen, es importante no embarcarse solo en un régimen de ayuno intermitente sin un conocimiento adecuado del tema.

Este artículo se publica a través de AFP Relaxnews.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.